17 Novelas sobre perros para lectores adultos



Muchacha leyendo con doguillo - Charles Burton Barber (Pintor inglés, 1845-1894)


17 Novelas sobre perros para lectores adultos

  1. Cecil, de Manuel Mujica Láinez
  2. Colmillo blanco, de Jack London
  3. El coloquio de los perros, de Miguel de Cervantes Saavedra (Leer online)
  4. El perro que paseaba a su amo, de John Zeaman
  5. Esperando a Doggo, de Mark Mills
  6. ¡Guau! Historia de un educador de amos, de “Helmut Abadía”
  7. Kazán, perro lobo, de James Olivier Curwood
  8. La llamada de la naturaleza, de Jack London
  9. La mirada del lobo, de Antonio Pérez Henares
  10. Las mejores historias sobre perros mejores historias sobre perros, antología de cuentos de varios autores
  11. Marley y yo, de John Grogan
  12. Mi perra Tulip, de J. R. Ackerley
  13. Perros, gatos y lémures, antología de cuentos de varios autores
  14. Te daba por muerto, de Pete Nelson
  15. Todos los perros de mi vida, de Elizabeth Von Arnim
  16. Tombuctú, de Paul Auster
  17. Un perro, de Alejandro Palomas

1) Cecil, de Manuel Mujica Láinez

“Creo que lo he fascinado, y sé que él me ha fascinado también. Presumo que nos perteneceremos el uno al otro hasta que la muerte ocurra”.
Así comienza Cecil, y quien así habla es precisamente el narrador que da título a la novela, que no es otro que un perro de raza whippet, regalado por unos amigos al escritor Manuel Mujica Láinez y bautizado con ese nombre el honor al fotógrafo inglés Cecil Beaton, al que el autor conoció el día en que le fue obsequiada su nueva mascota.


2) Colmillo blanco, de Jack London

Existen varias películas sobre esta novela.
Ambientada en la vida agreste y salvaje de una frontera que trasciende su mero carácter físico para convertirse en una encarnación del conflicto entre la naturaleza y el ser humano alienado en ella, Colmillo blanco es una de las obras más célebres de Jack London. Reverso casi simétrico de La llamada de la naturaleza, en la historia del perro salvaje que, significativamente, se degrada en su contacto con el hombre, hallamos en efecto, matizadas por la belleza de los grandes escenarios naturales y una remota esperanza de redención, las inquietudes que rigen toda la obra del autor estadounidense: el choque entre civilización y naturaleza, la perpetua pugna entre el bien y el mal, la supervivencia del más fuerte, el determinismo genético, la selección natural.


3) El coloquio de los perros, de Miguel de Cervantes Saavedra

Cipión y Berganza son dos perros con la capacidad de hablar durante una noche y la emplean en contarse mutuamente sus vidas. Cipión es sesudo y moderado; discreto y reflexivo. Berganza es parlanchín, desordenado en su narración, bonachón y gracioso. Berganza decide contar a Cipión sus experiencias con distintos amos, recorriendo lugares como Sevilla, Montilla (Córdoba) y Granada, hasta llegar a Valladolid.
Leer gratis online: Novela del coloquio de los perros


4) El perro que paseaba a su amo, de John Zeaman

Algo tan elemental como pasear cada día a tu perro puede hacerte descubrir mundos insospechados… a la vuelta de la esquina. John es uno de esos padres que, como tantos otros, cede a las insistentes presiones de sus hijos para tener un perro. Y que, como casi todos, pronto acaba convirtiéndose en el paseante oficial de la mascota familiar. Pero lo que al principio es una rutinaria vuelta a la manzana, se transformará en una auténtica expedición de descubrimiento. Con humor y sabiduría, la novela nos muestra ese territorio salvaje, olvidado, sin leyes y casi prohibido en el que el paseante y su perro logran sentirse vivos.


5) Esperando a Doggo, de Mark Mills

Una novela muy simpática. Una novela repleta de ternura que explora la amistad, el amor, la soledad, el trabajo y ese vínculo tan especial y único que se crea entre un ser humano y su mascota.


6) ¡Guau! Historia de un educador de amos, de “Helmut Abadía”

El primer libro escrito por un perro: Helmut, es el perro de Leopoldo Abadía y tiene su propio mundo del que nos hará partícipes en este libro. Muy entretenido y sorprendente, nos contará cómo convive una pandilla de perros con sus respectivos amos. Una divertida lección de sentido común y sensatez del mundo canino.


7) Kazán, perro lobo, de James Olivier Curwood

Un perro de trineo huye y se empareja con una loba. Poco después la loba se queda ciega y Kazán ha de ser su guía. Una maravillosa novela de la naturaleza. Kazán ama y odia, confía, teme, manifiesta ternura y furia… Pareciera tener los mismos sentimientos de un ser humano. Los rodean los bosques con todo su misterio y sus contradicciones: su majestad, su paz, sus luchas sangrientas, sus silencios, sus rumores y sus estrépitos, sus aromas, su libertad y su soledad. Pero también los seres humanos intervienen en el relato, lo que contribuye a dar mayor dramatismo e interés a esta tierna historia.


8) La llamada de la naturaleza, de Jack London

Existen varias películas sobre esta novela.
Buck, el perro del juez Miller, lleva una apacible vida en California, cuando es raptado y obligado a tirar de un trineo por las heladas orillas del río Yukón, donde miles de hombres -llamados por la fiebre del oro- buscan fortuna. Terribles experiencias y la crueldad de sus nuevos amos le empujan a reencontrarse con sus ancestros salvajes como única forma de adaptarse al medio y sobrevivir.


9) La mirada del lobo, de Antonio Pérez Henares

“El hombre y el lobo se habían visto cada invierno. Pero el lobo había observado mucho más tiempo al hombre que el hombre al lobo. Sabía más el lobo del hombre que el hombre del lobo. Y era el lobo quien se acercaba al hombre y lo miraba…”
Así comienza esta apasionante novela en la que Antonio Pérez Henares recrea con inigualable maestría, con una sensibilidad a flor de tierra, aquel momento prehistórico en el que el lobo y el hombre cruzaron sus caminos para iniciar una relación de lealtad y amistad que todavía perdura.


10) Las mejores historias sobre perros, antología de cuentos de varios autores

En esta selección de relatos breves, con el magnífico prólogo de Gerald Durrell, hay cuentos de famosos escritores:
G. K. Chesterton, Hugh Walpole, Virginia Woolf, Rudyard Kipling, Jack London, y otors.
En  estas historias, cada escritor ha intentado ver cuál era realmente el nexo entre seres tan distintos. Cada cual nos ofrece una respuesta diferente. Desde la épica apasionada de London hasta la amarga fábula de Walpole, pasando por el humor fresco y vital de Jerome K. Jerome, o el lirismo arrebatador con que Virginia Woolf nos cuenta el final de Flush, el perro de Robert Browning y Elisabeth Barrett Browning.


11) Marley y yo, de John Grogan

Existe la película sobre esta novela: "Marley y yo o Una pareja de tres (2008)".
Marley -un juguetón cachorro de labrador- llegó al hogar de los Grogan cuando éstos eran una pareja de recién casados. Al tiempo que crecía hasta volverse un musculoso adulto de casi cincuenta kilos, también los acompañó en la evolución de la propia vida familiar: un embarazo frustrado, tres hijos, dos traslados de domicilio, cambios laborales… Y aunque no era fácil convivir con un animal activo, optimista y leal, pero también un verdadero huracán destructor, Marley llegó a convertirse en un elemento crucial de la familia.


12) Mi perra Tulip, de J. R. Ackerley

El excelente escritor británico J. R. Ackerley no se consideraba precisamente un amante de los perros cuando, ya en plena madurez, acabó siendo propietario de un pastor alemán. Él fue el primer sorprendido cuando se convirtió en el amor de su vida, el “amigo ideal” que había buscado en vano durante mucho tiempo. Mi perra Tulip es la agridulce historia retrospectiva de una amistad de dieciséis años, así como una profunda y sutil meditación sobre la extrañeza que anida en el fondo de todas las amistades. Con detalles vívidos y a veces asombrosos, Ackerley describe la imprevisible conducta de Tulip y sus muy caninos gustos, mientras explica sus torpes pero decididos esfuerzos para hacerla completamente feliz.


13) Perros, gatos y lémures, antología de cuentos de varios autores

Para esta colección de relatos, se propuso a algunos de los más destacados y reconocidos escritores españoles de nuestros días, que se acercaran al mundo de los animales de compañía y escribieran sobre ellos.
Algunos de ellos han escrito relatos íntimos y sobrecogedores, otros nos han brindado textos hilarantes.
Algunos han escrito sobre sus propias mascotas, otros han preferido escribir sobre sus autores favoritos y los animales que los acompañaron en los buenos y en los malos momentos:
Julio Cortázar y su gato Teodoro W. Adorno, Truman Capote y su perro Charlie, Cyril Connolly y sus lémures, Virginia Woolf, sus perros y su tití, un minúsculo mono del Amazonas … O los loros, gatos, patos, armadillos y coatíes de Jane y Paul Bowles. Un libro, por tanto, sobre los animales y la literatura, los animales y la escritura. Sobre el animal como sombra del escritor, como amigo, como único depositario de unos sentimientos, e incluso de unas ideas, que el autor no compartiría con nadie más.


14) Te daba por muerto, de Pete Nelson

La vida de Paul Gustavson es un desastre, una carrera de llena de obstáculos en la que continuamente tropieza: está divorciado, su forma física es deplorable y su estado de salud penoso, su padre ha sufrido una embolia, tiene una relación inestable y problemas de impotencia… Pero tiene a Stella. Stella es la perra de Paul: Escucha con paciencia sus quejas sobre las injusticias de la vida, y le da su opinión sincera y certera, con comentarios llenos de razón e ironía. Stella es la voz de la conciencia de Paul, su norte, su confesora, la única constante con los pies en el suelo en un mundo que no deja de girar y cambiar.


15) Todos los perros de mi vida, de Elizabeth Von Arnim

Quizá parezca extravagante y un tanto esnob contar la propia vida utilizando como pretexto los perros que nos han acompañado, pero Elizabeth von Arnim sabía muy bien que “cuando un perro te ama, eso es para siempre, hasta su último ladrido. Así es como me gusta ser amada, y por eso hablaré de perros”.
Estas son las primeras palabras de este maravilloso libro de memorias, donde la condesa Von Arnim cuenta su historia. Hablando de sus perros, Elizabeth habla de lo que de verdad aprecia en los seres vivos, y son las cualidades de estos animales las que subrayan la mezquindad de los hombres.
Desde sus días de juventud, a finales del siglo, hasta la época de soledad en un caserón de la Provenza, pasando por dos matrimonios desafortunados y unos cuantos amores tempestuosos, la vida de Elizabeth desfila en estas páginas con humor y mucha ironía, trotando de la mejor manera al lado de sus queridos perros.


16) Tombuctú, de Paul Auster

Míster Bones es un perro de raza indefinida, pero de una inteligencia muy precisa. No habla inglés, pero tantos años escuchando el torrente verbal de su amo han hecho que lo comprenda a la perfección, y que pueda interpretar el mundo con una sensibilidad muy canina y una sintaxis muy humana. Ha vivido desde cachorro con William Gurevitch, un vagabundo, un poeta errante, un excéntrico superviviente de las revoluciones de los sesenta. Juntos recorrieron América, sobrevivieron a duros inviernos en Brooklyn y ahora están en Baltimore, viviendo la que quizá sea su última aventura en común.



17) Un perro, de Alejandro Palomas

Una novela que hace llorar y reír al mismo tiempo.
Con los mismos personajes de su novela anterior "Una madre".


Ver además en el blog: 

20 curiosas novelas sobre Perros

Novelas con Gatos para lectores adultos


Etiquetas: , , ,