3 Novelas cortas con menos de 100 páginas



Poco tiempo para leer? Puedes leer estas tres novelas cortas en menos de una hora.


3 Novelas cortas con menos de 100 páginas


La primera novela, El baile, es un drama psicológico, de la escritora francesa Irene Nemirovsky.
La segunda, La condesa sangrienta, es un relato fantástico de terror, de la escritora argentina Alejandra Pizarnik.
Y la tercera novela, Novecento, la leyenda del pianista en el océano, es una bella historia sobre la música.


El baile - Irène Némirovsky

(96 páginas)

Titulo original frances: Le Bal. 1930
Sinopsis: Antoinette es una adolescente parisina de 14 años, desgarbada, ojerosa y resentida, que sueña con el amor y la felicidad que lee en sus novelas. Instalados en un lujoso piso de París, los Kampf poseen todo lo que el dinero puede comprar, excepto lo más difícil: el reconocimiento de la alta sociedad francesa.
Entonces deciden celebrar un gran baile para doscientos invitados, un magno acontecimiento social que para el señor y la señora Kampf supondrá, respectivamente, una excelente inversión y la soñada apoteosis mundana.
Pero en casa de los Kampf no todos comparten el mismo entusiasmo.
Herida en su orgullo por la prohibición materna de asistir al baile, Antoinette, observa con amargura los agitados preparativos y siente que ha llegado la ocasión de enfrentarse a su madre, afirmarse a sí misma y realizar su propia entrada en la edad adulta.
Con un breve gesto, tan impulsivo como espontáneo, provoca una situación absurda que culminará en un final dramático y revelador.

Un fragmento de la novela:

"     —¿No conocía usted esta habitación, Isabelle?     —No; es preciosa, ¿quién se la ha amueblado? ¡Oh!, qué encantadores estos jarroncitos de porcelana. Vaya, ¿a usted todavía le gusta el estilo japonés, Rosine? Yo siempre lo defiendo; el otro día precisamente les decía a los Bloch-Levy, los Salomón, ¿los conoce?, que criticaban este estilo por feo y por dar impresión de «nuevo rico» (según su expresión): «Ustedes dirán lo que quieran, pero es alegre, es vital, y además, aunque sea menos caro, por ejemplo, que el Luis XV, eso no es un defecto, al contrario…»     —Pero se equivoca usted por completo, Isabelle —protestó Rosine con viveza—. Lo chino antiguo y lo japonés alcanzan unos precios de locura. Este jarroncito con los pájaros, por ejemplo …"

La condesa sangrienta - Alejandra Pizarnik

(60 páginas)

Titulo original español: La condesa sangrienta. 1971
Ilustrado con estampas del artista Santiago Caruso.
Sinopsis: «Sentada en su trono, la condesa mira torturar y oye gritar. Sus viejas y horribles sirvientas son figuras silenciosas que traen fuego, cuchillos, agujas, atizadores; que torturan muchachas, que luego las entierran.
Como el atizador o los cuchillos, esas viejas son instrumentos de una posesión. Esta sombría ceremonia tiene una sola espectadora silenciosa.»
Acusada del asesinato de seiscientas cincuenta jóvenes, Erzsebét Bathory es una de las criminales más siniestras de la Historia.
En su castillo de los Cárpatos, a finales de siglo XVII, la condesa se cierne sobre sus víctimas para desangrarlas y conservar su juventud.
Su leyenda maldita y fascinante pervive en el tiempo.

Un fragmento de la novela:

"Evike me estaba cepillando mis cabellos cuando, inesperadamente, tiró de ellos muy fuerte. Sin pensarlo ni preguntar qué le había sucedido, le golpeé en la cara. Parece que mi anillo le produjo un tajo en su mejilla, haciendo que su sangre saltara hasta mi mano. Me limpié con un pañuelo, pero con el paso del día vi que allí, donde había caído la sangre de mi sierva, la piel estaba más clara, más brillante. Parecía rejuvenecida. No he dejado de observarla, y lo puedo ver, lo puedo confirmar. Su sangre ha hecho algo en mi piel."


Novecento: la leyenda del pianista en el océano - Alessandro Baricco

(88 páginas)

Titulo original italiano: Novecento, un monologo. 1994 (obra de teatro)
Sinopsis: El transatlántico Virginian tiene un curioso pasajero: se llama Novecento y es el mejor pianista del mundo. Sin embargo, nunca ha puesto un pie en la tierra. El joven nació en el barco y jamás se ha bajado de él. Su fama como pianista llega tan lejos, que el mismísimo inventor del jazz. Jelly Roll Morton, le desafía a un duelo de piano. Pero Novecento solo puede tocar si tiene el océano bajo su silla, y Jelly Roll se ve obligado a embarcar. El singular combate tiene lugar en el Virginian…


Un fragmento de la novela:

"Tocábamos porque el océano es grande y da miedo, tocábamos para que la gente no notara el paso del tiempo, se olvidara de dónde estaba, y de quien era. Tocábamos para hacer que bailaran, porque si bailas no puedes morir, y te sientes Dios. Y tocábamos ragtime, porque es la música con la que Dios baila cuando nadie lo ve …"

La novela fue llevada al cine:
como la Película "La leyenda del pianista en el océano"

ENTRADAS RELACIONADAS